Rainer Wegener: El constructor de puentes

Hoy conocemos a Rainer Wegener, director del departamento Management Center Sales y miembro de la Junta Directiva de STÖBER Antriebstechnik.

En STOBER, el sistema compuesto por reductor, motor, cable y regulador de accionamiento es un claro factor de éxito: las interfaces se reducen y las responsabilidades se agrupan. La empresa especializada en accionamientos ha reunido las competencias de las áreas de mecánica y electrónica para hacer realidad el movimiento perfecto. Sin embargo, un requisito importante para conseguirlo fue la interconexión sistemática de estas dos especialidades y el aprovechamiento de las sinergias y potenciales resultantes. Esta tarea pudo implementarse con éxito bajo la dirección de Rainer Wegener, jefe del departamento Management Center Sales y miembro de la Junta Directiva.

Pforzheim, 13.12.2021 – ¿Puede ser el sistema STOBER un factor de éxito par la empresa STOBER? Para Rainer Wegener, la respuesta está clara: “¡Por supuesto! Reducir interfaces y agrupar responsabilidades son tendencias instauradas desde hace mucho en el sector de la construcción de maquinaria. En este sentido es particularmente importante implementar el resto de las interfaces de manera correcta, y no, como suele ser habitual, en los límites tecnológicos. Si toda la electrónica se adquiere a un solo proveedor y toda la mecánica a otro, se está desaprovechando rendimiento. Gracias a sus décadas de experiencia en reductores, motores y electrónica, STOBER ofrece por sí sola todos los conocimientos mecatrónicos necesarios para hacer realidad el movimiento perfecto. Por norma general, un proveedor no puede ofrecer esta variedad”.

El experto de STOBER entiende mucho de interfaces. Como miembro de la Junta Directiva y jefe del departamento Management Center Sales, es responsable de todas las áreas que tienen un contacto directo con el cliente. Esto incluye tanto el clásico departamento de ventas como los departamentos de envíos, asistencia técnica o soporte. “De este modo, podemos atender de forma óptima a nuestros clientes, de manera concreta y específica, en todos los puntos de contacto, y asesorarles continuamente durante el customer journey”.

El camino hacia STOBER

Rainer Wegener tiene formación como instalador de sistemas eléctricos y es licenciado en Ingeniería eléctrica. Su carrera profesional dio comienzo en un grupo empresarial perteneciente al sector de la técnica de accionamiento. Fue una época interesante, ya que trabajó con numerosas aplicaciones y obtuvo una buena visión de conjunto de las diferentes industrias. Durante ese tiempo también estudió Ingeniería industrial, lo que le proporcionó las herramientas necesarias para sus futuras tareas de dirección. Pese a las valiosas experiencias que pudo recopilar en la empresa, pronto tuvo clara una cosa: en los largos procesos de decisión de una gran empresa y en las estructuras corporativas no podía participar, no podía hacer cambios, diseñar ni impulsar nada. Entonces se le presentó la oportunidad de cambiar a una empresa familiar de tamaño medio y de asumir un rol creador. “No dudé ni un momento de que STOBER era mi lugar”, afirma. Esto sucedió hace más de 20 años. El joven ingeniero se sintió fascinado, ante todo, por los valores de la filosofía de empresa, como la empatía, el trabajo en equipo y la búsqueda de la perfección, que los empleados viven a todos los niveles.

Rainer Wegener ha conocido en STOBER a muchos buenos colegas. Una persona que ha influido en él de manera especial es Dieter Marner, retirado desde hace poco. Como ingeniero de servicio, Marner vivió como ningún otro la orientación al cliente de la empresa, estaba siempre a disposición de los clientes y ninguna tarea le parecía demasiado difícil o excesiva. Y también merece una mención especial para Rainer Wegenerel socio gerente Patrick Stöber. “Él fue quien me transfirió la responsabilidad de las ventas internacionales, pese a que yo no contaba con experiencia internacional y, por aquel entonces, mis conocimientos de inglés eran más bien modestos”, comenta. “Siempre me reafirmaba que yo podía mover y cambiar algo para mejorar las ventas”.

Cuando Rainer Wegener inició su andadura en 2001 como jefe de ventas en Alemania, STOBER aún lograba solo dos tercios de su volumen de ventas en su país. Los primeros mercados internacionales se estaban constituyendo y los desarrollos de producto estaban muy orientados al mercado alemán. Pero poco a poco STOBER fue evolucionando hasta convertirse en un Grupo con actividad internacional y en un actor global: de proveedor de componentes en su mayoría mecánicos a proveedor de sistemas enfocados en la servotecnología dinámica y de alta precisión.

“El usuario obtiene de nosotros un sistema completo de motorreductores, cables y reguladores de accionamiento”, explica Rainer Wegener. Para ello hemos lanzado, entre otras, la próxima generación del One Cable Solution de STOBER. Con el protocolo con viabilidad para el futuro HEIDENHAIN EnDat® 3, el nuevo cable híbrido puede conectar de manera fiable motores y reguladores de accionamiento a una distancia de hasta 50 metros sin estrangulador. “Probablemente el único en todo el mercado”, dice Rainer Wegener.

El sistema STOBER dispone además de una placa de características electrónica que posibilita la instalación automática”. En combinación con la electrónica de STOBER, cada motorreductor envía automáticamente al correspondiente regulador de accionamiento los datos propios relevantes para la electrónica y la mecánica; el envío se lleva a cabo durante la puesta en servicio mediante “Plug and Play”. Los motorreductores se identifican así de forma inequívoca y la parametrización se lleva a cabo en el idioma del cliente.

Los ingenieros sacan provecho de esta completa solución de sistema. Gracias al montaje directo, por ejemplo, se suprime un adaptador adicional, obteniendo un sistema compacto y de procesos seguros de un solo proveedor, específicamente adaptado a sus requisitos. A esto hay que sumarle unos regímenes de revoluciones de entrada mucho mayores en el reductor. Con ello, el motor puede funcionar más allá de su punto nominal en la zona de debilidad de campo, es decir, más potencia con el mismo tamaño.

El concepto de sistema interiorizado

De cara a sus clientes, todos los asesores de STOBER son expertos tanto en electrónica como en mecánica. “Es común ver cómo nuestros empleados trasladan valiosos conocimientos e información entre las dos áreas”, dice Rainer Wegener. “Con ello contribuyen a la optimización de la instalación del cliente”.

“Como es natural, se ha tenido que vencer el temor al contacto para poder implementar el concepto de sistema de una manera consecuente”, afirma Rainer Wegener. No siempre se hablaba el mismo idioma”. Se optó entonces por los denominados proyectos insignia: diferentes departamentos desarrollaron conjuntamente una placa de circuitos eléctrica para un reductor de dos velocidades que hasta ese momento era puramente mecánico. “Hasta entonces, los desarrollos transcurrían por separado para el área de mecánica y de electrónica”, explica Rainer Wegener. “Combinarlos en un proceso común contribuye en gran medida al entendimiento y a la confianza en las capacidades de los distintos departamentos”. Esto beneficia también, en última instancia, al cliente.

Hoy tenemos claro que quien comercializa sistemas también debe prestar la asistencia técnica necesaria. Con este objetivo, STOBER ha agrupado en la asistencia de sistemas a todos los asesores de producto de los distintos departamentos. Si un cliente plantea una pregunta sobre un reductor, el cable o cualquier otro producto de la empresa especializada en accionamientos, recibe asesoramiento profesional a través de la nueva asistencia técnica de sistemas. “Los empleados tienen competencias clave diferentes, pero intercambian información con sus colegas del resto de departamentos de manera directa”, relata Rainer Wegener. “Así nos aseguramos de que el experto tenga una visión del sistema más allá de las preguntas planteadas y detecte el potencial de optimización”.

Los expertos de STOBER ven una gran oportunidad, pero al mismo tiempo también un reto, en el mantenimiento predictivo. “A través de la responsabilidad del sistema conocemos el uso del sistema”. Para ello, el regulador de accionamiento recopila los datos de uso y las horas de servicio y calcula un posible fallo del rodamiento del reductor. También es posible comprobar dimensionamientos en condiciones reales de funcionamiento y adaptarlos para máquinas nuevas.

El tema de la seguridad de las máquinas también ha cobrado fuerza. Mediante soluciones inteligentes, STOBER puede, por ejemplo, implementar una velocidad reducida segura (SLS) sin necesidad de utilizar un complejo y caro encoder de seguridad. “Sin embargo, esto solo es posible si la responsabilidad de toda la cadena cinemática reside en una sola mano”, subraya Rainer Wegener .

Rainer Wegener: Promover la próxima generación

En el marco de su programa para el desarrollo de nuevos talentos, STOBER, poya, por ejemplo, la Rennschmiede Pforzheim, una iniciativa de la Universidad de Pforzheim, con su coche de carreras de propulsión eléctrica. El especialista en accionamientos ha suministrado para este vehículo de competición la cadena cinemática completa, además de haber arropado a los estudiantes con ingentes cantidades de conocimientos técnicos. “Para nosotros, esta es la excepción”, dice Rainer Wegener . “Generalmente solo traemos máquinas a las ferias”.

Contacto de prensa, redacción/estudios de mercado (NUEVO):

STÖBER Antriebstechnik GmbH + Co. KG
Claudia Grotzfeld

Kieselbronner Str. 12
75177 Pforzheim│Deutschland
Fon: +49 7231 582-1460
claudia.grotzfeld@stoeber.de
www.stoeber.de

Media:
STÖBER Antriebstechnik GmbH + Co. KG
Solveig Moll
Kieselbronner Str. 12
Fon: +49 7231 582-1183
solveig.moll@stoeber.de
www.stoeber.de

Derechos de las fotografías: STÖBER Antriebstechnik GmbH + Co. KG